15.6.17

El sistema decimal es un sistema
de numeración posicional
en el que las cantidades se representan
utilizando como base aritmética
las potencias del número diez,
según Wikipedia.
El sistema decimal es la polla en verso,
disculpadme la expresión.
Te deja saber, sin lugar a dudas,
qué valor tiene cada cual
según dónde esté ubicado.
El sistema decimal es el sistema
que las currelas nos obstinamos en subvertir
en el día a dia
y sé preguntan, quienes ganaron la guerra,
por qué abandonamos el usted, la reverencia,
y el dejarles robar a gusto.
Nosotras usamos el sistema decimal
para las cosas de números.
Ellos usan los números
para saber los años de cárcel
que nos van a caer
por no respetar su posición.

9.5.17

Despierto con ansia de seguir durmiendo,
apago otra vez el despertador,
y otra
y otra.
Mientras, la cercanía de tu cuerpo
excita al mío.
Vuelvo a apagar la alarma,
comparamos nuestros cansancios
y quien pierde prepara el café.
Ocupo tu almohada
cuando se queda desierta.
Quiero perder el día
tan sólo abrazándote.
Apago, ahora sí,
el despertador.

27.4.17

- ¿Está el enemigo? Que se ponga

El enemigo manda SMS
para darse ánimo entre ellos.
El enemigo señala las formas
para que no veamos
que nos dejaron sin fondo.
El enemigo nos mata
-sin prisa,
les somos útiles mientras tanto-.
El enemigo comunica todo el tiempo,
sabe que mientras les estamos llamando
cortamos nuestras líneas.

23.2.17

Decirnos caricias,
susurrar mordiscos
y besar muy despacio
los sueños que no tenemos tiempo
de llevar a cabo.
Apenas eso
y mientras el mundo real
sigue sin vencernos.

21.2.17

Llamo casa a ese lugar
donde hace frío
porque llego tan tarde
que no vale la pena
encender la calefacción.
Llamo casa a esa nevera vacía,
al pasillo con pelusas
y una pila de platos por fregar.
A esas montañas de carpetas,
papeles sueltos
y paquetes de tabaco.
Llamo casa a tumbarme cansada
y no lograr desconectar.
A ponerme el pijama,
encender el ordenador
y seguir currando.
A veces llamo casa
a que no me importe madrugar
porque tengo cinco minutos
para darte un beso.

21.1.17

Artículo 124




El Ministerio Fiscal […] tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público […]
Constitución Española

Aquí y ahora
existen dos condiciones
para que pensar no sea delito.

Una:
Estate callada.
Quienes no hablan,
no escriben,
no cuestionan nada,
no delinquen.

O dos:
Sé de derechas.
Opina, en voz bien alta,
contra las oprimidas,
apoya a dictadores,
pide la muerte para tus contrarios,
ríete de ellos en prime time.

Querer un mundo justo es punible.
Lo que estoy pensando
en este mismo instante
es delito.

Si aquí y ahora,
tus pensamientos no son delito, tenlo claro:
eres parte del problema.

1.1.17

Sobre la División de Derechos de Gracia y Otros Derechos

Hay gente
que separa sus apellidos con comas
porque uno sólo de ellos
ya contiene guiones, preposiciones
y alguna que otra conjunción.
Nacen con un usted debajo del brazo
y uñas limpias con las que nunca tendrán que arañar la tierra.
Publican sus nacimientos, muertes
y otros contratos económicos
en las páginas del ABC.
Nosotras en cambio
sólo tenemos compuesto
a veces el nombre.
Bajo el brazo hay vacío.
Con esa gente compartimos
un mismo despacho,
aunque de distintos sillones.
Allá donde reclaman
las gracias que un rey le regaló
a los que siempre supieron estar
en el bando que gana,
debemos ir a reclamar
esos derechos: los otros.
Llaman otros derechos
a lo que la estirpe que guarda la dignidad en sus entrañas y uñas
con las que rebuscar los huesos,
llama democracia.
Quizá también compartimos
la indignación,
aunque sea de distinta naturaleza:
Ellos se preguntan
por qué tienen que compartir nada

con quienes fusilaron.